Solo 52% de las mayores empresas del país cuentan con un plan de acción claro y robusto para transformarse digitalmente

La madurez digital de las organizaciones chilenas ha evolucionado lentamente pese a la pandemia. Así lo determina la tercera edición del Índice de Madurez Digital Virtus (IMDV®) de la consultora Virtus Partners, el cual contó con la participación de 297 organizaciones en Chile, incluyendo grandes empresas, pymes, asociaciones gremiales, entidades sin fines de lucro, instituciones públicas y startups.

Particularmente, el segmento de grandes empresas experimentó un avance de 6,4 puntos porcentuales respecto a la edición 2020 del estudio, el cual no alcanza a duplicar el incremento de 3,7 puntos registrado entre sus dos ediciones anteriores. En una escala de 0% a 100%, estas poseen un IMDV® de 58,1%, lo que las posiciona en un nivel de madurez digital Medio, levemente por sobre el nivel Inicial. Como señala Juan José de la Torre, Managing Partner de Virtus Digital, se trata de un avance bastante menor al esperado dada la magnitud de los cambios que estamos experimentando. “Si nos vamos al detalle, podemos ver que si bien ha habido un gran salto en cuanto a la incorporación de nuevas tecnologías y procesos, tan solo 67% de las mayores empresas del país cuentan con un propósito para la transformación digital y, aún peor, solo 52% poseen un plan de acción claro y robusto para llevarla a cabo. Es decir, una de cada dos empresas en Chile, no sabe lo que está haciendo en transformación digital y su evolución se basa en reacciones operativas a la contingencia que ha generado la pandemia”, analiza.

Lo anterior contrasta con la visión del 81% de las grandes compañías, quienes sostienen que el COVID-19 aceleró sus procesos de transformación digital. Sin embago, de la Torre explica que lo que se aceleró fue más bien la digitalización, donde nuevas tecnologías fueron incorporadas a las organizaciones con el objetivo de mantenerlas operativas, pero sin un abordaje sistemático de las otras dimensiones claves para un verdadero proceso de transformación digital. De hecho, mientras 100% de las startups señalaron que han revisado sus modelos de negocio frente a la digitalización, solo 65% de las grandes empresas también lo han hecho.

Aumenta la brecha digital entre grandes empresas y pymes

La pandemia aumentó la brecha de madurez digital entre grandes empresas y pymes. En 2020, la diferencia entre ambos segmentos era de 1,5 puntos porcentuales, cifra que se elevó a 2 puntos en 2021. 

En tanto, las asociaciones gremiales, que históricamente han sido las menos evolucionadas, en gran medida por su naturaleza menos competitiva, sorprendentemente mejoraron 12,8 puntos porcentuales. Lo mismo sucedió con las instituciones públicas, las cuales experimentaron un destacado avance de 11,3 puntos, que se explica por la importante transformación que ha tenido que impulsar el sector para gestionar de manera adecuada la pandemia y mantener los servicios esenciales del país funcionando.

Por el contrario, la Academia es la que menos evolucionó digitalmente. Sumando 1,8 puntos porcentuales respecto a la edición anterior, su IMDV® de 55% la posiciona en el límite entre los niveles de madurez digital Inicial y Medio.  Esto da cuenta de un avance lento, considerando el surgimiento de nuevas formas de estudiar y trabajar con formatos híbridos o 100% remotos.

Artículo publicado por Revista TrendTIC

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *